imagen2 imagen6 imagen1
Proyecto de Activación de la Inteligenciamaestros
Actividades para trabajar en casa

ATENCIÓN


Le pedimos desarrollar la siguiente actividad, representativa de los niveles avanzados del trabajo con el PAI (contenida en quinto grado para la serie de atención).

Para efectuar la actividad

El trabajo de aprender a aprender (metacognición) implica el autoconocimiento de cómo aprende cada uno, y la conciencia de lo que sabemos e ignoramos. Acompañaremos cada uno de los pasos con preguntas sugeridas; éste será un recurso fundamental para apreciar una serie de aspectos importantes para cada habilidad, y en general la forma en que aprendemos a aprender. Usted podrá incorporar otras preguntas que considere pertinentes en cada paso.

Paso 1
ME PREPARO: leo y comprendo las instrucciones, y pienso cómo efectuaré la actividad. Lea las indicaciones cuantas veces sea necesario; dirija su atención a las palabras que indican lo que debe hacer. Puede plantearse las siguientes preguntas: ¿en qué aspectos de las imágenes debo fijarme para lograr lo que se pide en la actividad? y ¿cómo organizaré la búsqueda? Imagine cómo resolverá lo que se pide antes de emprender la actividad.



Paso 2 EFECTÚO LA ACTIVIDAD: complete la actividad tal como lo pensó. Puede preguntarse: ¿si la opción que escogí no corresponde, en qué detalles adicionales debo poner atención? Esta silueta se me dificulta en particular, ¿puedo probar alguna opción aunque me equivoque y después darme cuenta de qué me faltaba?

iniciar

Paso 3
REFLEXIONO EN TORNO A LA ACTIVIDAD: ya que resolvió la actividad revise qué y cómo lo hizo, desde la lectura de las instrucciones hasta cómo pensó que resolvería la actividad; además, incluya si la llevó a cabo como tenía pensado. Puede plantearse las siguientes preguntas: ¿qué elementos fueron importantes para comprender las instrucciones?, ¿qué aspectos resultaron clave para encontrar la silueta de los elefantes?, ¿encontré una secuencia o forma más adecuada para organizar la búsqueda de las siluetas, con lo que evité errores y mejoré los tiempos?, ¿al compartir la actividad con otras personas me di cuenta de…?

El objetivo de la serie de atención es lograr la constancia de forma; con este tipo de actividades las personas obtienen beneficios en el entrenamiento de su atención. Ésta es fundamental para todo aprendizaje escolar y toda actividad en general. Se caracteriza por la orientación dirigida de una persona hacia un objeto, el cual puede ser observado por periodos variables. A partir de la observación se avanza en el reconocimiento de sus propiedades, como color, forma, tamaño, posición, etcétera.

La rapidez con la que se resuelve el ejercicio se relaciona con el tiempo efectivo de concentración dedicada a la actividad y con los criterios empleados para organizar la observación. También es fundamental el esfuerzo perceptual para reconocer formas distintas de otras en detalles sutiles.

Apliquemos la vivencia para comprender mejor a los niños

  1. La atención dirigida se logra con un entrenamiento constante en el que cada persona es consciente de cómo se conduce cuando pone atención e incorpora o modifica los aspectos que han probado dar mejores resultados. Al niño se le pide en la escuela o en casa que atienda y con frecuencia no sabe qué es atender, a qué debe atender ni qué debe hacer con su mente. Es indispensable además contar con condiciones favorables, como alternar momentos de descanso con periodos de trabajo y evitar “distractores” como ruidos, objetos, etcétera.

  2. Asimismo, se debe tomar conciencia de lo que implica poner atención. Al hablar con un hijo, no sólo hay que escucharlo, sino mirarlo a los ojos, observar si está cansado y repetir con otras palabras lo que dice para verificar que se le ha comprendido bien.

  3. Hay que reflexionar junto con un hijo respecto a cómo mejorar sus hábitos para que a su vez la atención de ambos mejore en calidad.

Sugerencias de actividades para trabajar en el entorno familiar

Narre a sus hijos el siguiente relato: “Ulises era un héroe legendario de la Grecia antigua que ordenó a sus marineros taparse con cera de abeja los oídos para no escuchar el canto de las sirenas y ser seducidos”. Después platique con ellos acerca de qué hacen cuando no quieren que algún ruido los distraiga e identifiquen qué estrategias ofrecen a cada quien los mejores resultados. Retome el relato de Ulises, y explique cómo la identificación del problema lo llevó a solucionarlo.

Pida a varias personas de su familia, en particular a sus hijos, que expliquen con sus palabras qué significa poner atención. Haga usted también este ejercicio. Además comparta la siguiente explicación: cada momento estamos expuestos a infinidad de estímulos (visuales, auditivos, táctiles, etc.) y cada uno debe seleccionar sólo un número limitado de ellos y desatender el resto; este criterio de selección es lo que llamamos atención, así que cuando una persona no efectúa mentalmente esa selección de estímulos mientras lleva a cabo cierta actividad y atiende a todo lo que está en el ambiente, desvía su atención de los objetos o hechos que en verdad son importantes. Antes de que sus hijos emprendan algunas de sus actividades cotidianas pregúnteles a qué deben poner atención en ese momento y qué deben evitar.

Juegue con sus hijos de la siguiente manera: pida a todos que guarden silencio, cierren los ojos y pongan atención a los ruidos que se escuchen; luego indique a cada uno que diga qué escuchó, y entre todos intenten explicar por qué algunos oyeron cosas que otros no. Efectúe el mismo juego pero ahora con objetos visibles en una habitación. Repita estos juegos varias veces y cambie de ambientes tanto como sea posible.

Pida a su hijo que lleve a cabo la siguiente actividad: colocado usted de espaldas, solicite que le describa los rasgos de su cara; después colóquese de frente y dígale que verifique si olvidó algún detalle. Es importante incluir un lenguaje de ubicación espacial; por ejemplo: “tienes un lunar arriba de la ceja izquierda”. Cambien de roles y de personas; también incluyan descripciones de otras partes del cuerpo, objetos, ropa, etiquetas de productos, juguetes, etcétera.

Algunos niños con déficit de atención requieren ser diagnosticados y tratados por especialistas; si tiene dudas, pida el consejo del profesor de su hijo.


imagen4 Mapa de sitioContactánosRecomiéndanosInicio imagen5
Ediciones SM